martes, 26 de mayo de 2015

Información General Mundial

NOTICIA DE LA NASA

* MOTIVACIÓN: ver el video “la galaxia para niños”
 https://www.youtube.com/watch?v=gmKJypPJZNw 

Lunes, 25 de mayo de 2015 – Diario UNO

La NASA descubre la galaxia más brillante del Universo

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) descubrió una galaxia remota que resplandece entre la inmensidad del Universo. El conjunto de estrellas es reconocido por la agencia espacial como la más brillante del Universo, que ha sido descubierta hasta el momento por el explorador infrarrojo de visión amplia conocido como WISE.
El organismo explica que su gran esplendor se debe a que la galaxia tiene un hoyo negro en su centro que constantemente se llena de gas. El supermasivo agujero emana ese vapor y materia al disco que lo rodea, calentándolo a una temperatura de millones de grados y desprendiendo una gran energía de rayos ultravioleta y rayos-X. La NASA añade que dicha energía es bloqueada por capullos circundantes de polvo, que se calientan e irradia esa intensa luminosidad. La luz de la galaxia indica que ha viajado al menos 12.500 millones de años para alcanzarnos, y que su masa ya era miles de millones de veces más grande que nuestro sol cuando el Universo solo tenía el 10% de su edad actual de 13.800 millones de años, puntualiza la agencia espacial. 

 https://www.youtube.com/watch?v=gmKJypPJZNw

---------- $%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&----------


NOTICIA DEL PUENTE DEL INCA 

 https://www.youtube.com/watch?v=3Q_Y5NKMgHY

LA LEYENDA DEL PUENTE DEL INCA 

Estaba ya próximo el fin del Inca del Imperio, y su sucesor, su único hijo, se encontraba gravemente enfermo. El pueblo, que sentía adoración por el futuro monarca, elevaba sus ruegos al dios Inti (Sol), a Mama-Quilla (la Luna) y a todos los dioses, haciendo sacrificios en su honor por la salud del enfermo. Pero ni los médicos del imperio ni las súplicas del pueblo devolvían la salud al inteligente y bondadoso príncipe.
Si éste llegaba a morir, desaparecía con él uno de los más poderosos Incas del Imperio, que habría de gobernarlos con verdadera sabiduría y justicia. El temor de su muerte llenó de tristeza al pueblo, que no cesaba de interrogar a los dioses cuál era el remedio eficaz para salvar la vida al futuro monarca. Al fin consultaron a los Amautas (filósofos), y ellos dijeron que el príncipe recuperaría la salud, si se bañaba en unas aguas de maravilloso poder que existían en regiones del continente muy apartados. En efecto: sabían que en unos lugares lejanos, en dirección al sur, entre las rocas de los cerros de la cordillera, brotaba el agua buena que curaba a los enfermos de todos sus males. También aseguraron que para llegar a esas fuentes, había que recorrer largas distancias, atravesar desiertos y escalar montañas. Los sacerdotes, los sabios y los médicos decidieron el viaje del príncipe a tan lejanas regiones, y sin pérdida de tiempo comenzaron los preparativos para realizarlo. En una mañana de sol, luminosa y clara, partió del Cuzco, en dirección al sur, la larga caravana de viajeros que había de conducirlo hasta las fuentes de las que brotaba el agua salvadora. Acompañaban al príncipe, los nobles, sabios, sacerdotes y médicos. Los seguía una recua de llamas cargadas con víveres todo lo necesario para tan largo viaje. Muchas lunas duró la travesía. Montañas abruptas, valles tranquilos, campos desiertos, verdes praderas, ríos, arroyos pasaron ante los ojos de la larga caravana que, llena de asombro, admiraba cuadros maravillosos en los que la Naturaleza parecía haber reunido toda su grandeza y esplendor. Durante la noche veían las montañas como si fueran espectros gigantescos, y oían salir de las montañas como si fueran espectros gigantescos, y oían salir de las entrañas de la tierra y de los precipicios, roncos acentos que el eco repetía como voces misteriosas en la inmensidad del espacio. Llegados a cierto lugar, se quedaron los indios maravillados ante la imponente majestad de uno de los colosos de la cordillera y exclamaron asombrados: ¡ Acon-Cahua! Esto, traducido de su idioma, el quichua, significa: "vigía o centinela de piedra". Se encontraron ante nuestro grandioso Aconcagua, el pico más alto de nuestra cordillera y uno de los más elevados del globo. A poco andar, llegaron al fin, en los últimas horas de la tarde, a una quebrada en cuyo fondo corría encajonado un río torrentoso que bramaba entre las piedras de su profundo lecho. Se detuvieron; y el sonido estridente de la quepa (clarín) anunció que allí se encontraban las fuentes del agua salvadora. Pero esas fuentes estaban en el lado opuesto de la quebrada; la distancia que los separaba de ellas era demasiado grande y el camino inaccesible.
¡Creyeron desfallecer ante el obstáculo insalvable que se les presentaba! Pasaron allí la noche cavilando en el modo de llegar a las fuentes, mas al amanecer del día siguiente, les fue dado presenciar el hecho más maravilloso que imaginar podían. Cuando las primeras claridades de la aurora comenzaron a colorear la nieve de los montes vecinos, hubo un momento indescriptible en que, ante el asombro de los aborígenes, los picos helados parecieron inclinarse hacia la quebrada. Inmensos peñascos caían desde colosales alturas, al mismo tiempo que grandes trozos de hielo se desprendían de las cimas. Unidos unos y otros formaron un puente magnífico por el que podía llegarse sin dificultad a las fuentes del agua maravillosa. De este modo, el poder sobrenatural de los dioses acercó al príncipe de los Incas a las fuentes de las aguas buenas, las que le dieron la salud y la vida; y a su pueblo, la alegría y la calma. Así fue como la larga caravana que viajó desde el Cuzco regresó jubilosa, llevando en sus ojos la visión encantada de la grandeza sublime de nuestras montañas y el poder sobrehumano de sus dioses buenos. Los indios llamaron al puente maravilloso, el Puente del Inca. Cuentan que al acercarse la noche, cuando los cerros que la rodean se esfuman como envueltos en velos de suaves colores, una larga caravana de figuras extrañas parece cruzar de unos montes a otros, mientras que el cantar del agua de las cascadas rompe gozoso el misterioso silencio de las montañas inmensas. (*)
(*) Versión de la leyenda en página web sobre Puente del Inca.

Lunes, 25 de mayo de 2015 – Diario UNO
El Puente del Inca hace meses que está sin el agua necesaria para su conservación 
 
El sitio perdió su humectación natural y por eso, hace 2 años se puso una bomba para preservarlo. La misma fue retirada para repararla, pero nunca volvieron a instalarla


Una de las postales más típicas de Mendoza, el Puente del Inca, con sus colores ocres y cobres, podría ser más solo un recuerdo fotográfico si continua sin la humedad necesaria que le otorga esas características. La discusión entre vecinos, funcionarios de los gobiernos provincial y municipal, y científicos es, justamente, si intervenirlo artificialmente para que reciba ese agua, que dejó de brotar de las entrañas de la tierra desde hace varios años o dejar que la naturaleza siga su curso. Lo cierto es que en 2013 se decidió colocar una bomba de agua para humidificar la formación geológica hasta que estudios técnicos del Conicet determinen si la ausencia del agua afectará de tal modo al lugar como para ponerlo en peligro de derrumbe. Las primeras observaciones indicaban que no sería así, pero mientras avanzaban las mediciones, la bomba cumpliría con la humectación. A poco de andar, sufrió los embates propios del agua de montaña y quedó tapada con una gruesa costra de sedimentos y minerales.

    

---------- $%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%& ----------

NOTICIA DEL SABLE 
 Resultado de imagen para sable

Domingo, 24 de mayo de 2015 – Diario UNO

La apasionante historia 
del sable de San Martín 

“Esta arma es la que lo va a acompañar a San Martín durante toda su vida, y tiene una historia altamente interesante y apasionante: es un thriller todo lo que va a pasando con el arma”, dijo, en diálogo con la Televisión Pública.
Es que, comprado por él en Londres en 1811, el sable que acompañó al libertador en todas las batallas independentistas en las que participó; fue legado a su muerte al por entonces gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas “como prueba de la satisfacción que como argentino he tenido al ver la firmeza con que ha sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla”. A fines del siglo XIX, Manuela Rosas, quien residía en el extranjero, lo donó a la Nación Argentina, manifestando el deseo de que fuera depositado en el Museo Histórico Nacional con su vaina y caja, tal cual fue recibido el legado del General San Martín. El arma fue repatriada y en 1897, el entonces Presidente José Evaristo Uriburu dispuso que fuera depositado en el actual Museo Histórico Nacional. Durante 66 años el sable del General San Martín permaneció expuesto en el Museo Histórico Nacional, lugar del que fue robada en dos oportunidades por la resistencia peronista, en los años 1963 y 1965. En 1967, el dictador Juan Carlos Onganía decretó que fuera transferido al Regimiento de Granaderos a Caballos General San Martín la guarda y custodia del sable corvo, donde permaneció hasta hoy. El autor del libro “La voz del gran jefe” recordó que el sable que lo acompañó al libertador en todas las batallas libradas por la independencia de Argentina, Chile y Perú “era un arma que había que usarla con mucho coraje y que habla que los jefes iban a la vanguardia”. “Era un sable de combate, muy eficiente, que se usaba entre balazo y balazo: en esas ocasiones había que usar armas cortas y esto era fundamental para salvar tu vida y para atacar. Era un sable de golpe que se usaba el contrafilo para golpear y luego sí lastimar, como podía ser el degüello”, contó. De San Martín destacó que fue “un gran gobernante y un estratega como no tuvo América”, porque el cruce de los Andes “es una hazaña que no tuvo parangón en la historia porque no hay con qué compararla”. 

----------$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%&$%& ----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario